Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD Castellón

Maratón de 85 horas para el CD Castellón

A los albinegros les esperan dos partidos y más de 1.700 kilómetros de palizones en autobús

Sergi Escobar se va a pasar un montón de horas de autobús.

El Castellón afronta, entre el 1 y el 5 de diciembre, un maratón con una duración aproximada de 85 horas. Dos viajes en autobús con un acumulado superior a los 1.700 kilómetros, dos partidos (mañana, la primera eliminatoria de la Copa del Rey en Almería ante el Atlético Pulpileño; y la visita liguera del domingo al Castilla en Valdebebas) y un desgaste brutal... que no parará, porque la semana que viene habrá que volver a jugar dos encuentros más, aunque serán en casa. Todo ello aún bajo las secuelas físicas de haber parado dos semanas, con un confinamiento de por medio, a raíz del brote de coronavirus.

El club ha decidido, pese a que es un viaje en autobús de unas cinco horas de duración, que la expedición vaya y vuelva el mismo día. O sea, un desplazamiento de casi un día entero para disputar una eliminatoria sin Pablo Hernández, Salva Ruiz, Kevin Sibille... y bastantes pesos pesados más, reservados para el encuentro frente al filial del Real Madrid. Momento para el debut del portero Iván Martínez y también para Edu Luna, Alejandro Marcos, Aarón Romero, Borja Martínez, Juanto Ortuño... y varios jugadores del Amateur, que tendrán que batirse el cobre en el césped artificial del campo de San Miguel.

Además, con una plantilla partida en dos (los que viajen a Pulpí y los que no), el 3 de diciembre al mediodía volverán a coincidir en Castalia, con Sergi Escobar y muchos jugadores con pocas horas de sueño (un regreso bien entrada la madrugada... y cruzando los dedos para que la prórroga y/o los penaltis no lo hagan más largo), porque poco más de 60 horas separan los dos compromisos oficiales.

El 4 de diciembre, después de comer, de nuevo carretera y manta: otros más de 430 kilómetros rumbo a la capital de España. Después del partido ante los de Raúl González, regreso a la capital de la Plana, casi a la hora de cenar, para cerrar un periplo de cuatro días intensos que el entrenador, cuerpo técnico y unos cuantos futbolistas se van a meter entre pecho y espalda.

Sin Yac Diori

Afortunadamente, el Castellón lo afronta solo con la baja de Yac Diori (sin olvidar a Jorge Fernández), aún sin conocer el alcance del problema en la rodilla por el que pidió el cambio ante el Betis Deportivo. Son 21 futbolistas, más el refuerzo de Koke Sáiz.

El Castellón regresó al trabajo ayer en Marina d’Or con hasta cinco canteranos: Juanan Pérez (tercer portero), el lateral izquierdo David Isierte (hijo del segundo entrenador, Emilio Isierte), el central juvenil Pol Pla, el mediocentro canalizador Xavi Salort y el delantero Marc Pitarch. Teóricamente, los cinco viajarán a Pulpí en una convocatoria de mínimos.

Sebas López, entrenador del Atlético Pulpileño (10º en el grupo 5 de Segunda RFEF con 19 puntos en 13 jornadas, las últimas cinco sin perder), también ha asegurado que alineará a los menos habituales. Sin el centrocampista Borja García ni el atacante Diego López, todo hace indicar que el extremo izquierdo albinegro Prudén Sáez estará en el once inicial.

Compartir el artículo

stats