El CD Castellón aprovechará este miércoles, 8 de diciembre, para recuperar el encuentro aplazado en su día contra la UE Costa Brava-Llagostera por el brote de covid que afectó a hasta ocho jugadores del primer equipo albinegro. El choque llega en un buen momento para los 'orelluts', con una racha impecable que le ha llevado a ubicarse en los puestos de promoción de ascenso con este encuentro pendiente y también el del Villarreal B (martes 18 de enero a las 17.00 horas en el Mini Estadi). En el bando contrario, una racha totalmente opuesta ya que el conjunto catalán es colista del grupo 2 de Primera RFEF.

Sergi Escobar, técnico del conjunto albinegro, ha analizado lo que espera de un partido que ha calificado de "trampa" y ha instado a los suyos a "poner los pies en el suelo" pese al momento de euforia que están viviendo. Estas son las reflexiones del entrenador de Almassora en la previa del encuentro:

Partido ‘trampa’

“Es un partido muy, muy importante por las circunstancias, porque viene un rival mal clasificado y, a priori, podríamos pensar que nos lo va a poner fácil pero de eso nada. Nosotros venimos de jugar jueves, domingo y jugamos miércoles, y ellos están descansados desde hace diez días (por un brote de covid del Sabadell) y han tenido tiempo de sobra para preparar muy bien este encuentro. Y como la experiencia me dice que es un partido de esos llamados ‘trampa’, tendremos que tener mucha precaución, mucha concentración y trataremos de encontrar la motivación, que obviamente no es la misma que supone contra el Madrid Castilla y, por mucho que intentes conectar al jugador, estamos en un momento de optimismo y euforia, y tenemos que poner los pies en la tierra porque va a ser muy complicado y la suerte que tenemos es que jugamos en Castalia y ahí tenemos esa baza y ese apoyo”.

Importancia de la victoria

“Son tres puntos importantísimos porque nos permitirían asentarnos en la zona de promoción y tendríamos ese colchón de tres puntos, que es muy importante, para afrontar lo que nos viene, con un calendario muy apretado. Por lo tanto, hemos de estar muy pendientes de este partido y muy concentrados, y tenemos la obligación de sacar los tres puntos”.

¿Rotaciones?

“Como creo que estamos demostrando, somos un equipo, con la palabra equipo en grande, y lógicamente pueden haber cambios y no tienen que mermar el rendimiento del equipo. Me da tranquilidad que están compitiendo todos como jabatos, pero lo normal es que haya varios cambios”.

El Costa Brava

“Es un equipo que tenía en los últimos años una seña de identidad muy clara, que era que jugaban en Llagostera, un campo de césped artificial en el que jugaban con un juego muy directo y de segunda jugada, de pelea, un juego muy físico… Pero al trasladarse a Palamós cambió el registro y han querido hacer un juego más combinativo pero no lo han encontrado. Están probando diferentes cosas y en las últimas semanas han ido a hacer un poco más lo que hacían antes, con un bloque que nos esperará para salir a la contra y recuperar el registro de otros años porque el entrenador lleva muchos años allí y creo que es donde se encuentran más cómodos. Me espero un equipo muy duro y físico, con un goleador como Xumetra que es muy rápido pese a ser veterano, y tiene dos medios centros de calidad como son Galindo y Romero, y tiene argumentos para poder estar más arriba de lo que está. Ha competido partidos contra el Madrid Castilla o el Atlético Baleares, en otros ha sido goleado… pero no te puedes fiar porque el otro día se adelantó en Sevilla y acabó perdiendo contra un equipo que esta semana ha ganado al líder, por lo tanto, denota la igualdad de la categoría y nosotros, si no estamos al cien por ciento, no ganaremos el partido”.

La enfermería

César Díaz y Edu Luna no entran en la convocatoria por unas molestias físicas. Edu está en un proceso de recuperación de unas molestias en el pubis y esperamos que pronto pueda estar de nuevo con nosotros, y César tiene unos problemas en el aductor y preferimos que descanse y que intente llegar al sábado contra el Andorra”.

La euforia, ¿un problema?

“Con los años he aprendido a disfrutar de las victorias y a intentar naturalizar cuando se pierde porque forma parte del fútbol. Lógicamente es bonito celebrar y estar en ese estado de euforia que tenemos, pero bajar enseguida a la tierra, ver que sin sacrificio, sin humildad y sin lo que estamos haciendo no salen las cosas. El otro día ganamos en Madrid pero nos tocó sufrir mucho y estuvimos muy acertados de cara a portería y hay que aprovecharlo, pero las cosas no son fáciles. Nuestro objetivo es ir partido a partido e intentar estar a final de liga compitiendo para estar en los puestos de promoción, sabiendo que hay muchísimos equipos para estar ahí y, aunque nosotros estemos ahora, igual en unas jornadas no lo estamos y tenemos que estar igual de tranquilos. Es normal que haya euforia porque la afición del Castellón ha sufrido mucho este último año y ves esa alegría de la gente y es maravilloso, pero nosotros como profesionales tenemos que estar más equilibrados, disfrutar cuando toca y tratar de animar a la gente a que venga a Castalia porque sé lo que da esta afición. Después de haber pasado ese luto del descenso, esta plantilla está dando argumentos para que la gente venga y disfrute del ambiente, tanto en Liga como en Copa”.

La racha tras el covid

Es un rendimiento espectacular el que está dando el equipo. Llevamos 21 puntos de 27 posibles en esta Liga y eso es muy complicado. No estoy sorprendido porque desde el primer día hemos dicho que esta plantilla compite genial, pero sí que es de valorar que, sin ser nuestros mejores partidos, estamos ganando igual. Cuando no puedes tener ese nivel futbolístico que has llegado a tener en otra fase de la temporada sigues ganando; sigues sufriendo, sigues trabajando y sigues comprometido, y eso es de alabar, por eso me quito el sombrero por mis jugadores y esperemos que mañana sea un día más de disfrute y nos agarremos a esos puestos de promoción”.