Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primera RFEF

«Negro de mierda», el insulto racista que indigna al Castellón

El club y el vestuario arropan a Kialy Abdoul Kone tras la denuncia pública del extremo ‘orellut’

Momento en el que Usón Rogel, el colegiado del encuentro, enseña la cartulina roja a Kone, con el lateral Dani Morer tendido sobre el césped. Gabriel Utiel

Era el minuto 65 y el Castellón perdía 1-2 ante el Andorra en el estadio Castalia. Antes de un saque de banda, el visitante Dani Morer se cruza con el local Kialy Abdoul Kone y le dice algo. Ese algo, según denunció el jugador del Castellón después del partido, incluyó un insulto racista. En concreto, según las fuentes consultadas por este diario: «negro de mierda». La respuesta de Kone, un manotazo a Dani Morer, le costó la tarjeta roja.

«La reacción no fue normal pero en ese momento no sabíamos lo que había pasado», añaden esas mismas fuentes de la entidad albinegra. Los propios compañeros de Kone, que apenas llevaba 14 minutos en el campo, no se enteraron de lo sucedido hasta la conclusión del encuentro. La mayoría no había visto ni la agresión. «En el campo protestamos porque siempre se protesta, pero no éramos conscientes de nada», comentan. El extremo zurdo de Costa de Marfil completó la secuencia del insulto ajeno y la agresión propia usando el dedo índice para decir ‘no’ al visitante Dani Morer. Kone asegura que le llamó «feo» y «negro de mierda»

El vestuario ha arropado al jugador en las últimas horas, que no han sido sencillas. «Estaba jodido y afectado», indican. Tanto Kone como el club orellut evitaron realizar nuevas declaraciones, tras el comunicado emitido a última hora del sábado, después de que el futbolista contara tras el partido el insulto racista recibido.

Búsqueda de pruebas

En paralelo, el club albinegro, que reafirma su apoyo al futbolista, ha analizado la retransmisión televisiva sin hallar las imágenes necesarias para poder interpretar y leer los labios de Morer. Tampoco ha encontrado hasta el momento un audio que pueda respaldar la acusación. Lo mismo ocurrió tiempo atrás en una situación similar en un Cádiz-Valencia, con Cala y Diakhaby como protagonistas, y con muchas más cámaras en el estadio.

Tampoco el colegiado Usón Rogel, al que se le comunicó lo sucedido tras el encuentro, consideró oportuno reflejarlo en el acta. Sí respondió el domingo el Andorra el comunicado previo del Castellón, negando las acusaciones. 

«En ningún caso el jugador del FC Andorra profirió ningún insulto racista al futbolista del Castellón. Lamentamos profundamente las acusaciones infundadas hechas contra uno de nuestros jugadores», indicaron. «El FC Andorra condena rotundamente cualquier acto o expresión racista tanto en el deporte como en cualquier ámbito de las relaciones humanas. El racismo y la violencia son lacras que es necesario erradicar del mundo del fútbol y de la sociedad», añadieron. 

Compartir el artículo

stats