Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El Castellón cierra la competición en 2021 con una semana para olvidar

El conjunto albinegro encadena tres derrotas consecutivas en la recta final del año

Mario Barco, cabizbajo, tras fallar una ocasión en el encuentro del pasado domingo ante el Sabadell en Castalia.

El CD Castellón no va a cerrar el 2021 de la forma que le habría gustado. Sí que es cierto que el conjunto albinegro acabará el año a un punto de los puestos de play-off de ascenso con un partido menos (el del próximo 18 de enero ante el Villarreal B en el Mini Estadi), pero las sensaciones ofrecidas en las últimas jornadas no han sido las esperadas. Entre las bajas y el cansancio tras el parón por el coronavirus, el equipo de Sergi Escobar ha ofrecido un rendimiento inferior del que se presumía y ha protagonizado una última semana de competición para olvidar.

Y es que en los últimos diez días, el Castellón ha encajado dos derrotas en Liga y una en la Copa del Rey, todas ellas en el Estadio Castalia. Ganaron con más sufrimiento del previsto al colista Costa Brava el pasado 8 de diciembre (1-0) en la recuperación del partido aplazado en su día por el brote de covid y, desde entonces, tres derrotas consecutivas. La primera hace una semana contra el Andorra ante el que, pese a adelantarse en el marcador con un gran gol de chilena de Mario Barco, los albinegros fueron muy inferiores a su rival y acabaron cediendo por 1-3. 

Adiós a la Copa del Rey

Entre semana, concretamente el día 15, los orelluts eran apeados del torneo copero por el Cartagena en segunda ronda pese a cuajar una destacada actuación (1-2) frente a su afición. Y el domingo, en la visita de otro rival de la zona baja de la tabla como era el Sabadell al feudo de la avenida Benicàssim, el cuadro de Escobar protagonizó uno de sus peores encuentros de la campaña acabó cediendo ante los catalanes (0-1). 

El técnico almassorí no encontró el recambio ideal para los sancionados Sibille, Bilal y Koné (además del lesionado César Díaz), los jugadores por los que apostó no estuvieron a la altura y también falló su apuesta táctica, ya que ubicó a jugadores como Carles Salvador fuera de su sitio habitual y el equipo lo notó en exceso.

El Castellón mostró una cara desconocida y realizó uno de los peores encuentros que se le recuerdan en la presente temporada en la novedosa Primera RFEF.

Resultados llamativos estos últimos, sobre todo los de Liga, puesto que el Castellón había sido el mejor equipo de octubre y noviembre, y afrontaba diciembre con las expectativas muy altas. Sin embargo, el conjunto albinegro ha vivido la cara y la cruz en la competición tras el forzoso parón por el brote de covid en la plantilla. Tras realizar la correspondiente cuarentena, el cuadro orellut volvió a competir ante el Betis Deportivo y aparentemente lo hizo al mismo nivel que antes, imponiéndose al filial verdiblanco en el feudo de la capital de la Plana. Después sobrevivió en el Alfredo di Stéfano y acabó ganando al filial del Madrid que entrena Raúl por 1-2, pero las sensaciones de equipo fiable desaparecieron y se convirtieron en tres derrotas. La Navidad ha de servir para reflexionar y tomar decisiones que ayuden a enderezar el rumbo. 

Compartir el artículo

stats