Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El Castellón, a quitarse la etiqueta de equipo que no sabe remontar

Ha perdido 26 de los últimos 30 partidos que empezó perdiendo (salvó cuatro empates)

Los jugadores del CD Castellón, hundidos tras no poder remontar un partido.

Cuando el CD Castellón remontó su último encuentro, el covid-19 todavía no era una pandemia. Aquel 3-2 al Gimnàstic de Tarragona del 23 de febrero del 2020, en un agitado partido que pasó del 0-1 al 2-1 hasta que el ahora deportivista Adrián Lapeña lo selló con el gol de la victoria en el 94, es, hasta la fecha, el último encuentro que los albinegros han ganado tras empezarlo perdiendo. El problema es que, desde entonces, la capacidad de reacción de los orelluts ha sido prácticamente inexistente: ha perdido 26 de los 30 partidos en los que ha tenido un 0-1 en Castalia o un 1-0 a domicilio, salvando apenas cuatro empates.

Ciñéndonos solo a partidos de liga regular (es decir, sin tener en cuanta los tres de play-off de ascenso a Segunda División A, por sus connotaciones especiales: fueron eliminatorios, disputados en campo neutral además...), el Castellón ha disputado 60 en estos 21 meses. Dejando a un lado los cuatro 0-0 (tres de su breve etapa en LaLiga SmartBank y, esta campaña, en Algeciras), los albinegros encajaron el primer gol del encuentro en 30 ocasiones. Una losa insalvable salvo en cuatro excepciones: Fuenlabrada, Mirandés y Tenerife (la campaña pasada); además de Cornellà (25 de septiembre del 2021). Un balance realmente pobre.

Los pobres números del CD Castellón cuando se pone en desventaja en el marcador. JUAN CARLOS GOZALBO (MEDITERRÁNEO)

La otra lectura

¿Qué han hecho los albinegros en este tiempo futbolístico más reciente computado? Pues se adelantaron en el marcado en 26 ocasiones, amarrando la victoria en el 76,9% de los casos. O, lo que es lo mismo, no ganó en seis partidos: cedió tres empates e, incluso, sufrió tres remontadas en contra. Toda en casa, por 1-3: contra el Prat (en la temporada del ascenso), Espanyol (en Segunda A) y la aún reciente contra el Andorra.

En cuanto a dos de las tres igualadas, guardan muchas similitudes: rivales que habían subido y que también han descendido, fuera de casa y con goles recibidos en la prolongación: los 1-1 en Sabadell y frente a Logroñés. Diferente fue el 1-1 del 16 de octubre, en Castalia, contra el Gimnàstic.

Un mundo

Aquel 3-2 es la última vez que Castalia ha pasado de la decepción de un 0-1 al éxtasis de acabar ganando. Pero, lejos de su público, hay que retroceder más de tres años y medio en el tiempo para haber vivido ambos sentimientos encontrados: fuera de casa, el Castellón no gana un partido que arranca con un 1-0 desde el 25 de marzo del 2018 (2-3 en Paiporta, todavía en Tercera).

El Castellón es un equipo con poca capacidad de reacción, una vez se ve por debajo en el marcador. En distintos contextos, categorías, circunstancias... Al menos, sí ha mejorado a domicilio. El 0-1 al UCAM Murcia puso fin a más de seis meses sin ganar fuera. Además, tras perder en las dos primeras salidas de la 2021/2022, los de Sergi Escobar han encadenado cinco desplazamientos sin perder: tres triunfos y dos igualadas.

Compartir el artículo

stats