Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El Castellón, en el diván

Sin ‘play-off’ (ni ascenso), el club se obligará a un profundo análisis cara al nuevo proyecto

Sergi Escobar y Vicente Montesinos, en una imagen en el Estadio Castalia. CD CASTELLÓN

Días raros en el CD Castellón, que ya mira a medio y largo plazo pero sin dejar de hacerlo tampoco al corto. Las matemáticas dicen que aún tiene remotas opciones de play-off, pero la lógica impera y ésta dice que la próxima temporada seguirá compitiendo en Primera RFEF.

Se impone un tiempo de reflexión, con el telón de fondo de un Centenario que no tendrá el colofón del ascenso. Profunda, además, que gráficamente llevaría implícito sentarse en un hipotético diván para ese autoanálisis. A todos los niveles: institucional, deportivo y social, teniendo en cuenta esa señalada efeméride.

Institucional

Las miradas se dirigen a Vicente Montesinos y la búsqueda de un socio con el que soportar las millonarias pérdidas derivadas de su paso por el fútbol profesional y la caída a la Primera RFEF (a no ser que medie un cambio en la propiedad de la SAD).

Tocará ajustar más el presupuesto, teniendo en cuenta los reducidos ingresos en esta categoría (además, sin el extra de un traspaso, como el de Rubén Díez al Tenerife que alivió un tanto las arcas). Deberá hacer frente a un mayor porcentaje del presupuesto, porque reducirlo ostensiblemente irá en detrimento de la ambición de un proyecto que, nuevamente, estará obligado a competir por estar arriba, por promocionar, por volver a Segunda División.

Deportivo

No habrá una revolución. Continuidad en la plantilla, como ya la hay en el banquillo con la renovación de Sergi Escobar. En parte porque la economía no está para soportar una profunda reforma del vestuario, en parte porque la dirección deportiva entiende que el equipo ha ofrecido suficientes muestras de competitividad hasta el desplome de los últimos dos meses (las 10 jornadas sin perder tras un inicio torcido, la victoria con remontada en Sabadell o el 3-0 al filial del Real Madrid)...

La idea es que puedan continuar en torno a una quincena de futbolistas (canteranos incluidos), ya que a excepción de los cuatro cedidos, solamente seis jugadores más terminan contrato.

La llave del proyecto vuelve a estar en poder de Pablo Hernández. Firmó hasta 2024, pero él decidirá si quiere continuar.

El convenio de colaboración con el Valencia y el número de cedidos que puedan venir, junto a los que puedan promocionar del Amateur, marcarán el capítulo de incorporaciones. La principal, nuevamente, será la de un delantero resolutivo, después de haber marcado un gol en ocho jornadas, la principal causa de ese derrumbe que ha hipotecado las opciones de pelear por el ascenso hasta reducirlas a casi ninguna.

Social

De la mano de los malos resultados deportivos, unido al reciente descenso, ha vuelto el desencanto a la afición, como lo demuestra las escasas afluencia de público a Castalia aun con más de 12.500 abonados. El último capítulo, hacer pagar a los abonados ante el Villarreal B con el equipo ya casi sin margen para pelear por subir, sirve como ejemplo.

El Castellón deberá encontrar fórmulas para volver a reenganchar a la gente, su gente, teniendo en cuenta, además, que se encuentra en el año de su Centenario

Compartir el artículo

stats