Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

El Castellón, dos meses a la deriva

Las controvertidas decisiones institucionales se suman a un derrumbe mayúsculo: los albinegros pueden acabar más cerca del descenso y solo aspiran a ser décimos

Una decepción detrás de otra: El Castellón solamente ha sacado seis puntos de los 30 últimos, con un desastroso balance a domicilio. GABRIEL UTIEL BLANCO

El CD Castellón, recién caído de Segunda A, puede acabar como mucho el 10º, más cerca del descenso que de los play-off. Es el resultado de dos meses a la deriva, deportivamente hablando, con una serie de decisiones institucionales también difíciles de encajar, más todavía en medio de la realidad del club: está en venta. Un desplome incluso peor que el de la pasada temporada, cuando lo pagó perdiendo su lugar en el fútbol profesional, que no admite excusas. Así se han gestado 70 días nefastos.

19 de marzo: Todo empezó contra el Linense en Magdalena

Siete días antes, el Castellón ganaba en Sabadell, remontando su primer partido en más de dos años (cuatro contando solo los de fuera del Estadio Castalia), a un equipo que, hasta entonces, llevaba todo el 2022 sin perder. El siguiente encuentro, el primer fin de semana magdalenero, estaba fijado para el domingo a las cinco de la tarde, pero el Castellón lo avanzó 24 horas exactas ante las críticas de la afición, que pensaba que perjudicaba aún más la afluencia de público: así fue, en un día muy lluvioso, rematado con una derrota.

10 de abril: Renuevan a Escobar... y 3-0 en Tarragona 

El 9 de abril, el Castellón sorprendía con una rueda de prensa convocada a toda prisa, en la que anunciaba la continuidad de Sergi Escobar. El almazorense, un día después, sufría un trago muy amargo: el 3-0 en Tarragona, en la primera actuación realmente inaceptable de la temporada. Desgraciadamente, sería la primera de unas cuantas en este tramo final.

23 de abril: Otro sopapo en Linares en un minuto infame

El Castellón volvía a Linares, ya con la losa de cinco partidos sin marcar ni ganar. Todo se fue al traste en un minuto impropio de un conjunto profesional: Ion Etxaniz hizo el 1-0 al filo del 45, los albinegros sacaron de centro, perdieron la pelota y encajaron el 2-0, ante el estupor generalizado. Segundo 3-0 consecutivo, que confirmaba el derrumbe de un equipo ya totalmente desnortado.

8 de mayo: «Conspiración arbitral» tras caer en Palma

Los albinegros tampoco dieron síntomas de mejora ante el Atlético Baleares, pese a la victoria anterior contra el Algeciras (tras una sequía de 605 minutos sin marcar). Escobar, que ya llevaba unas semanas quejándose de los arbitrajes, elevó el tono de sus críticas hablando de una «conspiración», retomando el discurso de las primeras jornadas. Desde entonces, las comparecencias públicas del almazorense, convertido en portavoz del Castellón ante el silencio del resto, han sido también de lo más erráticas e inapropiadas.

14 de mayo: ‘Día del club’ y remontada a medias

Con el Castellón ya sin depender de sí mismo, con solo una victoria en las últimas ocho jornadas, el consejo de administración se sacó un día del club frente al Villarreal B, obligando a los abonados, incluso a pasar por caja. El resultado, otra pobre entrada en una cita que debía resultar todo lo contrario. Encima, después de levantar un 0-2, el Villarreal B le chafó la alegría con el empate a última hora, que acababa de enterrar sus reducidas opciones de play-off de ascenso.

21 de mayo: El 5-0 ante el Barça B, el último despropósito

La peor derrota desde 2011 (5-0 en Alzira, en el segundo partido tras caer a Tercera), tras otras sonadas declaraciones de Escobar, para casi poner fin a una campaña ruinosa (por cierto, cinco derrotas en las últimas cinco salidas, con 14 goles en contra y ninguno a favor). 

Compartir el artículo

stats