Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

La opinión de José Luis Lizarraga | Quo vadis, Montesinos?

El fracaso es grande y no se puede empezar una nueva temporada con estas alforjas

El presidente del CD Castellón, Vicente Montesinos, tiene una difícil papeleta. MEDITERRÁNEO

Quo Vadis, Montesinos? Quo Vadis, CD Castellón? Es la misma pregunta, porque ambas van ligadas, ya que Vicente Montesinos es el actual propietario y presidente del CD Castellón. Entre considerar un fracaso no ascender y protagonizar un final de temporada tan desastroso y humillante, existe una diferencia abismal. El desplome deportivo de un equipo que llegó a optar seriamente a estar en promoción de ascenso, ha sido tan estrepitoso que desprende aroma de una mala dirección deportiva. No hay excusas, Sergi Escobar. Ni conversaciones misteriosas entre un delegado y el árbitro, ni errores arbitrales, que los hubo, ni la presunta diferencia de presupuestos. Nada lo justifica. Esta plantilla se ha confeccionado deprisa y corriendo, pero ni, quizás, era tan buena, ni es tan mala como para estar el 12 a 5 puntos del descenso. El fracaso es grande y no se puede empezar una nueva temporada con estas alforjas. No sería aceptado por nadie.

Lo deportivo es un tema coyuntural que sufren todos los equipos del mundo, hasta lo más grandes y millonarios. Tiene solución. Otra cuestión es que este invento de la Primera RFEF de Rubiales sea una ruina económica. Lo ha sido para el CD Castellón y para todos. Lo que me preocupa es la situación de desgobierno e inacción en la que se encuentra la entidad. Montesinos se ha cansado de capitanear solo el barco y exponer su patrimonio. Pero suya es la responsabilidad, en este momento, de planificar el futuro. El presidente está dejando pasar el tiempo en busca de firmar una operación de venta. Por ello, asiste, posiblemente indignado, a las cuitas internas que existen dentro de la entidad. Ya no se puede continuar igual un año más. De los dos bandos que existen, sobra uno, los dos o poner orden definitivamente. Esa división interna ha perjudicado gravemente al Castellón. Montesinos gana tiempo, pero éste pasa inexorablemente en el fútbol y semana que se pierde, cuesta de ganar.

Montesinos cuenta con tres posibles opciones de compra, pero ninguna fructifica. El presidente busca vender un socio que le ayude en la carga, porque los poderes fácticos le han dado la espalda y por ende al Castellón. Es evidente que nadie está obligado, pero lo es también que nadie (o casi) ayuda al club. Y a esta venta le tengo pánico, porque los precedentes no son buenos. Siempre prefiero lo de casa, pero entiendo a Montesinos, a la vez que le pido que dé pasos adelante.

Respecto a los juicios por la tutela de las acciones, creo que es evidente que si Capital Albinegre no hubiera efectuado una ampliación de capital o hubiera logrado un acuerdo con David Cruz para que se alejara del Castellón, a estas horas no existiría. Las cuitas internas entre Osuna y Cruz son una cuestión, pero otra diferente es obviar que dejaron al club en la extremaunción y sin los movimientos posteriores, no habría lugar a juicio alguno por la propiedad de acciones, porque éstas ya no existirían. Ningún juez va a efectuar una marcha atrás de una sociedad que vive gracias a las acciones posteriores. Los asesores de Montesinos ya se lo dejaron muy claro y la lógica es esa. Ahora solo queda que los juzgados resuelvan las irregularidades en la gestión de Blasco y cia y posteriores. Espero una respuesta a la pregunta: Quo vadis, Montesinos? Y pronto, el club lo merece y los miles de aficionados que quieren al Castellón también. Yo hace tiempo que no permití que cuatro nicks falsos en las redes intoxicasen todo lo bueno que tiene el albinegrismo. PPO.

Compartir el artículo

stats