Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

Las despedidas del Castellón: los futbolistas que pueden vestir de albinegro por última vez

Una decena de jugadores podrían poner fin este sábado a su etapa como albinegro

Dani Torres es uno de los jugadores que acaban contrato el 30 de junio. GABRIEL UTIEL BLANCO

No es el adiós esperado, el que cualquier futbolista quiere cuando se va de un equipo, pero es lo que hay. El CD Castellón-Cornellà, intrascendente en lo deportivo para los locales (no para los visitantes: se juegan no bajar), servirá para que una decena de jugadores vistan (si lo hacen, porque esa es otra), por última vez, de albinegro, entre cedidos que regresan a los clubs a los que pertenecen, los que acaban contrato el 30 de junio y algún otro más que pueda marcharse.

La delantera quedará desmantelada con los adioses de Mario Barco, Juanto Ortuño y César Díaz. Especialmente altas las fichas de los dos primeros, así como la del centrocampista Dani Torres y el defensa Javi Moyano. Alejandro Marcos completa la nómina aunque, en su caso, no ha llegado a jugar ni 10 partidos ligueros en sus dos campañas en el Castellón. Las apreturas económicas también suponen un serio obstáculo, aunque a la dirección deportiva sí que le gustaría que el mediocentro colombiano prolongara su estancia en la capital de la Plana.

Por otro lado, Álex Blesa adelantó la operación retorno de los cedidos con su vuelta al Levante. Lo mismo que Vicente Esquerdo y Kevin Sibille al Valencia, club con el que el Castellón tiene un acuerdo especial de vinculación y del que podrían venir más jóvenes jugadores a préstamo (si bien el filial ha subido a Segunda RFEF). Iván Martínez debe volver a Osasuna.

Sergi Escobar: ¿sí pero no?

El almazorense fue renovado el 9 de abril, en vísperas de la visita a Tarragona, cuando el equipo ya había comenzado a ofrecer muestras de debilidad, aunque no se intuía el batacazo final. Precisamente, esa caída, que lejos de frenarse se ha agudizado, podría suponer que Sergi Escobar no iniciase la próxima temporada en el banquillo de Castalia. Lógicamente, también supeditado, como casi cualquier arista del proyecto deportivo de la 2022/2023, a si hay un vuelvo en la situación accionarial del club.

¿Y Pablo Hernández?

El Mago firmó el pasado verano hasta el 2024, pero él mismo decidirá si continúa jugando en el Castellón, después de una mala temporada, en lo colectivo y en lo personal. Si Vicente Montesinos y su grupo perdieran el control mayoritario de la gestión, sería ya un factor prácticamente definitivo para que Pablo Hernández no siguiera vestido de albinegro, aunque él tiene la llave de su propio futuro en el Estadio Castalia

Compartir el artículo

stats