Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN

Castellón: así es Rubén Torrecilla como entrenador

El técnico extremeño suele alinear a tres centrales y tres mediocentros, posición en la que destacó como jugador

Rubén Torrecilla ha tomado las riendas esta semana del CD Castellón. CD CASTELLÓN

No será hasta el martes en el Javier Marquina cuando veamos cómo puede ser el CD Castellón de Rubén Torrecilla, pero sí hacernos una idea previa. Jugar con tres centrales y dos mediocentros (uno con más llegada) forma parte de su libro de cabecera.

Primero, un poco de historia. Como futbolista, el extremeño fue un disciplinado centrocampista que conocía la Segunda B al detalle, aunque también llegó a jugar en categorías superiores. Vistió de albinegro de 2004 a 2006 (es decir, en el ascenso a Segunda A y en la primera de las cinco temporadas del Castellón en esa categoría), antes de colgar las botas prematuramente en 2010 (31 años) por una problema de rodilla (las lesiones marcaron su carrera). Su último equipo en activo fue el Granada... y también casi su primero en los banquillos: llegó a la cantera nazarí en 2017 procedente del Cubillas de Albolote (Primera Andaluza), dirigiendo dos temporadas al juvenil (lo subió a División de Honor y lo clasificó en la segunda posición) y la tercera ya dio el salto al filial, al que salvó en Segunda RFEF con la campaña empezada.

La pasada, el Recreativo Granada llevaba una destacada trayectoria hasta que relevó a Robert Moreno en el primer equipo, aunque su aventura duró poco más de un mes (Aitor Karanka tampoco pudo evitar el descenso).

Demarcación fetiche

Torrecilla siempre ha mostrado una especial predilección por la línea de tres (o de cinco, según se mire), con tres centrales y dos carrileros. Un 1-3-5-2 o 1-5-3-2 que puede mutar al 1-4-3-3, sobre todo con el marcador en contra. Eso sí, con una especial atención a los tres mediocentros, recordando su demarcación: dos más posicionales y uno con más llegada (rol que podría desempeñar perfectamente Carles Salvador). Además, dos interiores (en ocasiones, en vez de jugar con dos por dentro, mezcla a un mediapunta con un extremo) y dos delanteros (no del mismo perfil).

El entrenador natural de Plasencia suele ser vehemente en la banda. Un carácter que intenta inyectar a sus equipos, con especial énfasis en una presión alta, desde el primero de los atacantes, sin duda una de las señas de identidad del Castellón de Sergi Escobar, pero que prácticamente desapareció en la segunda vuelta de la reciente temporada.

¿Cambiará mucho?

Rara vez suele aparcar su manual, si bien es cierto que el pasado ejercicio, en el filial, empleó el 1-4-4-2, el mismo esquema del primer equipo. Después de más de 150 encuentros en el Granada, Torrecilla dijo adiós a la ciudad de la Alhambra, justo con el efímero previo de dirigir en LaLiga Santander: en cuatro de sus cinco partidos en la élite jugó con esta disposición.

Aquí tendrá que adaptarse a una plantilla ya muy numerosa, pero la versatilidad de la misma y los cuatro o cinco refuerzos diferenciales que vendrán deberían ser factores fundamentales a la hora de que Torrecilla mantuvieron el estilo que le ha caracterizado en su aún corta pero prometedora carrera en los banquillos.

Suplemento del Centenario de Mediterráneo

Poco a poco, el CD Castellón 2022/2023, que acaba de cumplir su Centenario con la llegada, además, de Bob Voulgaris a la propiedad tras la venta de acciones por parte de Vicente Montesinos, echa a andar. Precisamente, Mediterráneo les ofrece este domingo un suplemento de 20 páginas, gratuita, donde repasa este siglo de vida en imágenes, estadísticas y vivencias en albinegro.

Compartir el artículo

stats