Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CD CASTELLÓN
LA ENTREVISTA PABLO HERNÁNDEZ Jugador del CD Castellón

«Espero que este año se vea al mejor Pablo Hernández»

El jugador-franquicia del Castellón rompe su silencio para Mediterráneo

Pablo Hernández, el pasado viernes, en Mediterráneo Golf (Borriol). Gabriel Utiel Blanco

De ser el centro de atención el verano pasado en el estreno de la Primera RFEF (esta temporada, Primera Federación), por su regreso al CD Castellón, a pasar prácticamente desapercibido un año después. Pablo Hernández (11 de abril de 1985) ha estado en un segundo plano en unos meses marcados por la incertidumbre de la compra-venta, la revolucionaria llegada de Haralabos Voulgaris, la marcha de los compañeros con los que en 2017 se embarcó en el arriesgado viaje de salvar el club (Vicente Montesinos, Àngel Dealbert...), los primeros pasos del equipo de Rubén Torrecilla, las altas y las bajas... Pero dispuesto a, en un nuevo rol, portar su granito de arena, siendo consciente de la mala temporada pasada (en lo colectivo y en lo personal) y acallando las críticas y a los detractores. El Mago rompe para Mediterráneo su silencio en La Coma, donde acude a la presentación de la Sergio García Golf Academy, donde su mujer, Mar, ha sido también una pieza fundamental en la creación de este atractivo proyecto.

--Verano con muchos cambios en el Castellón. ¿Cómo los has vivido y cómo ves esta nueva etapa? 

--Se abre una nueva era. Un nuevo proyecto, de momento ilusionante, porque los nuevos propietarios vienen con ganas y con la idea de hacer bien las cosas. Ya se han tomado muchas decisiones, entre ellas fichajes que parece que van a aportar al equipo. Y, bueno, creo que pinta bien, ya que han demostrado desde el principio que quieren hacer bien las cosas, lo cual es un paso muy importante.

«Quise tomar demasiada responsabilidad, y eso me hizo no estar a mi mejor nivel. Pero este año ya estoy solo como jugador, lo cual me ayudará a soltarme»

decoration

--Has pasado de estar bajo los focos a un segundo plano. ¿Qué esperas de esta nueva temporada? 

--Sí que es verdad que, de mis último años, a nivel deportivo, fue de los peores. Tuve algo de culpa, al cargarme esa mochila, por estar involucrado en el club como jugador y en la parte accionarial también. Quise tomar demasiada responsabilidad, y eso me hizo no estar a mi mejor nivel. Pero este año ya estoy solo como jugador, lo cual me ayudará a soltarme. Y con muchas ganas, de competir, de ganarme el puesto y de aportar.

--¿Cómo estás a nivel físico? Ya tuviste algunos minutos en el Partit del Centenari contra el Valencia, pero hasta entonces no. 

--Espero estar para el inicio liguero. El otro día ya pude jugar un rato, aunque llevaba unos cuantos días sin entrenar por una pequeña lesión en el cuádriceps. Jugué porque era el partido que era, contra el Valencia, y tomé ese pequeño riesgo: si hubiese sido otro, no habría jugado, pero no me lo quería perder. Hablando con el míster y los doctores decidimos tener 25 o 30 minutos al final, pero estoy contento, entrenando con el equipo ya y recuperando sensaciones, con ganas de que lleguen los próximo encuentros.

--No ha estado todavía mucho por Castellón pero ¿has podido hablar con Voulgaris? ¿Te ha pedido algo especial? ¿O tú a él? 

--Hablé un poco el primer día cuando llegó, en representación también de los capitanes de la plantilla. Estamos para ayudarle; que cualquier cosa que necesite de los jugadores, que hable con nosotros para sumar entre todos. Y él lo mismo. Es un buen paso trabajar todos en la misma dirección.

--Àngel Dealbert se ha ido ya, Vicente Montesinos ha vendido el club y ya no es el presidente, Jordi Bruixola también puede irse pronto... De los que hace cinco año entrasteis en el Castellón, en una situación muy delicada, te has quedado prácticamente solo? 

--Sí, aunque mi situación es distinta, porque sigo como jugador. Es cierto que estaba involucrado en dos áreas distintas, pero había que saber separarlo. Este año va a ser más fácil para mí: centrarme solo en lo que pase en el terreno de juego, solo sentirme futbolista. Me va a ayudar a estar más suelto, al tener menos responsabilidades. El tiempo que hemos estado ahí, hemos intentado hacer lo mejor para el club, sobre todo Àngel y yo en el tema deportivo, que hemos dado el máximo. Nos vamos con la cabeza alta, por haber ayudado al Castellón en la situación en la que estaba, conseguir que el club no muera y que continúe creciendo... Tenemos la conciencia tranquila. Y a mí, ahora, me toca esa parte de jugador, dar el máximo e intentar ayudar al Castellón a conseguir los objetivos.

--Ya hemos hablado de que has quedado en un segundo plano, pero sigues siendo Pablo Hernández, tu historial sigue ahí, el futbolista más importante y el más conocido del Castellón. ¿Qué mensaje le mandas a la afición, el calidad todavía de abanderado de la plantilla? 

--Le mando un mensaje de optimismo. La temporada pasada, al no acabar de la mejor manera posible, la verdad es que se desilusionó un poco, perdió la confianza, pero con este nuevo proyecto, con los nuevos propietarios, está retornando la ilusión. El otro día, en el partido del centenario, contra el Valencia, se vivió un ambientazo. El equipo necesita eso: le vamos a responder, porque ellos van a estar siempre ahí. Y yo espero que este año se vea al mejor Pablo Hernández: todos sabemos que voy cumpliendo años y que tengo ya 37, pero me encuentro bien físicamente y sé que puedo aportar mucho a este club y a este equipo. Espero, y va a ser así, que van a ver al mejor Pablo, lo cual significará que ayudo al Castellón con goles, asistencias y buen juego, que es lo que más deseo.

Compartir el artículo

stats