El Haralabos Voulgaris más implicado en el CD Castellón ha sacudido al albinegrismo con una encuesta que él mismo ha lanzado a través de X, la red social conocida hasta hace poco como Twitter. El propietario y presidente sondea a la afición sobre un revolucionario cambio que tiene en mente para la próxima temporada.

Debido al éxito de aceptación y venta de la tercera equipación, completamente negra, que el Castellón presentó el pasado viernes en Benicàssim, con decenas de aficionados ya luciéndola el domingo en la victoria sobre el Intercity (3-1) en el Estadio Castalia, el greco-canadiense se ha atrevido a proponer un referéndum sobre uno de los símbolos imperecederos del Castellón en sus más de 100 años de historia: el color y el diseño de las camisetas.

Traducido del inglés, el tuit dice así:" El CD Castellón analiza algunas opciones de equipación para la próxima temporada. A la gente pareció gustarle nuestro tercer uniforme esta temporada, así que tengo una pregunta para nuestra camiseta de local: ¿es necesario usar rayas blancas y negras? ¿Son sagradas?". Así pide decantarse entre una de estad dos opciones:

  • Sí, las rayas son sagradas
  • No, las rayas no son sagradas

Una publicación, minutos después, era la de una formación del Castellón en sus primeras temporadas de vida, con los pantalones blancos y la camiseta con rayas blancas y negras, con el apoyo de un Imagen icónica.

La encuesta de Voulgaris que sacude al albinegrismo: la camiseta del Castellón, ¿con rayas o sin rayas? CD CASTELLÓN

Es más, en esa relación frecuente que en los últimos meses mantiene con el albinegrismo, tanto a nivel general como responmdiendo a título particular, promovía la interrelación lanzando una "pregunta de seguimiento: ¿cuáles son algunos ejemplos de tus camisetas históricas de Castellón a rayas blancas y negras favoritas?"

En la primera hora, el tuit superaba las 20.000 visualizaciones, con decenas de comentarios y réplicas. Y, lo más importante para Voulgaris, con más de un millar de votos de un referéndum vigente hasta este sábado, 16 de septiembre. Según las primeras valoraciones, se impone abrumadoramente la primera de las opciones resumida en un las rayas no se tocan, respaldada por más del 88%.

La polémica de 1980

Según recuerda Pepe Beltrán, periodista de el Periódico Mediterráneo, en los albores de la temporada 1980/1981, el presidente, del Castellón, el reconocido Antonio Sales, acompañado del directivo Miguel Meseguer, fue a València para comprar los nuevos equipajes. Ambos se dirigieron a la popular tienda de deportes de Fernando, un exjugador de la cantera del Valencia CF que también jugó como defensa central en el CD Castellón, con el que disputó 11 partidos la temporada 1960/1961 en Segunda División.

Meseguer advirtió al presidente que el diseño de las camisetas no respondía al cánon clásico y que las franjas eran mucho más estrechas, siguiendo el modelo de la Juventus. Pero Sales no le dio importancia y adquirió los equipajes. Iban a ser estrenados con ocasión de la visita del Racing de Santander. Pero cuando los futbolistas saltaron al terreno de juego con dicha equipación, se produjo tal algarabía y bronca en la grada que hubo que solicitar permiso al colegiado para retrasar el inicio del partido y jugar con ropa vieja, en algunos casos en mal estado. Los nuevos equipajes fueron arrinconados y se perdieron en el olvido. Por cierto, el equipo ascendió a Primera División al término de esa temporada.

El caso del 2009

El 14 de marzo del 2009 hubo también una escena similar, cuando el Castellón, en un partido de Segunda División contra el Rayo Vallecano, se vio obligado a jugar con su tercera equipación (azul eléctrico), ante el estupor de la afición en el Estadio Castalia. Por cierto, el conjunto madrileño también jugó con su indumentaria auxiliar, al parecer siguiente, en ambos casos, indicaciones del árbitro.

La encuesta de Voulgaris que sacude al albinegrismo: la camiseta del Castellón, ¿con rayas o sin rayas? MEDITERRÁNEO