PREGUNTA: Los últimos datos estadísticos indican que el sector está incrementando su facturación en el apartado de ventas. ¿Será el año 2014 un buen año para la industria fabricante de esmaltes, fritas y colores cerámicos?

RESPUESTA: Las últimas cifras aportadas por el ICEX indican que las exportaciones en el primer semestre han aumentado un 14%. Nuestra sensación es de que las ventas están aumentando y esperamos que esta tendencia se mantenga hasta final de año.

P: ¿Qué mercados están liderando ese crecimiento de las ventas de las empresas de ANFFECC?

R: El año pasado China ya desbancó a Italia como primer país de destino de nuestras exportaciones y continúa a la cabeza, debido sobre todo al incremento en su consumo de tintas para tecnología ‘ink jet’. En cuanto a otros países, tras Italia, que ocupa la segunda posición, están Egipto, India --que también ha subido mucho en el ránking--, Marruecos, Argelia, Rusia, Emiratos Árabes y Turquía, por este orden.

P: ¿De qué maneras afecta al sector la inestabilidad política que se está viviendo en muchos países que son un mercado clave para la industria azulejera, como Rusia, Ucrania, Libia, Arabia Saudita…?

R: Por el momento, las cifras del primer semestre del 2014 muestran que las exportaciones a Rusia y Ucrania continúan en los mismos niveles que el año pasado. Libia no es un destino importante para nuestro sector y Arabia Saudita ha incrementado sus compras.

P: ¿Se ha recuperado ya Italia de la crisis de consumo interno de baldosas en la que está sumida desde hace dos o tres años? ¿Las ventas de fritas y esmaltes a las empresas productoras vuelven a ir al alza?

R: Italia ha padecido una crisis de consumo interno, pero no de la misma envergadura que la que hemos vivido en España, porque la burbuja inmobiliaria que había en nuestro país era mayor y su caída repercutió en la industria azulejera muy gravemente. En cualquier caso, las ventas a Italia se han ido recuperando, acordes a su producción actual, y superiores a las mismas fechas del año pasado.

P: ¿Cómo se está comportando el mercado doméstico?

R: Los primeros sondeos revelan que las firmas azulejeras confirman que se ha tocado fondo en España e, incluso, han comenzado a incrementarse tímidamente… Nuestras ventas en el mercado doméstico están subiendo. Hay azulejeras que están apostando por diferenciarse con un producto de calidad pero competitivo en precio para poder hacerse un hueco en el mercado internacional.

P: ¿El incremento de las ventas implica un incremento de la rentabilidad? ¿También va a crecer la plantilla global del sector?

R: El incremento de ventas no implica un incremento de la rentabilidad, entendida como porcentaje sobre ventas. Las ventas suben y hay productos de alta tecnología como las tintas digitales con mayores márgenes de rentabilidad, pero en general no podemos hablar de aumento de rentabilidad.

P: Desde el sector se ha denunciado en numerosas ocasiones el incremento de los costes de las materias primas. ¿Cuál es la situación tanto en el segmento de fritas y esmaltes como en el de los colores?

R: Este año los precios de las materias primas se han mantenido bastante estables, algo favorable porque ayuda a mantener precios.

P: ¿De qué manera está afectando al sector de fritas, esmaltes y colores cerámicos el constante incremento de la factura energética?

R: De manera preocupante, porque si vamos sumando costes y estos no se repercuten en el precio, la caída de los márgenes es evidente. El precio del gas, la electricidad, las inversiones medioambientales, los precios de las materias primas, la escasez de créditos.. Todos estos factores, unidos a la situación económica de los últimos años, indudablemente nos afectan, aunque el sector ha luchado por mantenerse y seguir apostando por la I+D+i, que siempre ha sido nuestro sello de identidad.

P: ¿Cuánto se ha encarecido la energía en los últimos años?

R: En los últimos tres años el precio del gas ha subido para nosotros un 24.1% y el de la electricidad un 21.7%. Cifras que hablan por sí solas.

P: El aumento de los costes de la energía, así como el de los impuestos, ¿pueden derivar en una deslocalización del sector?

R: En este sector siempre hemos luchado por mantener la producción y la investigación en España, pero es un sector muy internacionalizado, con plantas productivas en otros países, por lo que es indudable que no tendría grandes dificultades en incrementar sus producciones en el exterior si los costes aquí se tornan insostenibles. Es una situación a la que no nos gustaría llegar, pero para ello es necesario que las políticas autonómicas, nacionales y de la UE no dificulten nuestro desarrollo.

P: Pese a todo, el sector ha protagonizado algunas de las operaciones de inversión por parte de capital extranjero más importantes de la provincia y de España. ¿Sigue el apetito inversor en las empresas de fritas y esmaltes de Castellón?

R: Sin duda alguna, el sector resulta interesante para la inversión, porque es una industria muy especializada, muy internacionalizada, líder mundial en su área, y con buenas perspectivas de mantenerse en primera línea.

P: ¿El auge de la tecnología ‘inkjet’ está centrando las inversiones de las empresas del sector en investigación? ¿En qué otras áreas están investigando las firmas de esmaltes, fritas y colores?

R: El ‘inkjet’ se ha desarrollado mucho en pocos años y se sigue investigando en este campo para encontrar nuevas aplicaciones de decoración o acabado a este tipo de tecnología. Se sigue investigando para encontrar nuevas soluciones digitales de esmaltación que doten a la cerámica de más prestaciones y nuevos usos.

P: ¿Cómo afecta al liderazgo mundial de los fabricantes españoles de fritas, esmaltes y colores cerámicos el rápido crecimiento de los productores emergentes?

R: Hay competencia en productos de bajo valor añadido. De momento, no logran superarnos en tecnología, calidad, prestaciones, diseño y servicio al cliente. No obstante, la competencia no deja de ser un reto y también un acicate para superarnos y apostar por la innovación y los productos de mayor valor añadido. H