Keeltek ha entendido y respondido a la necesidad vital de desarrollo de la industria cerámica en plena era de la digitalización e implantación de la estrategia 4.0 y no hay vuelta atrás. Keeltek ha apostado decididamente por la transferencia de tecnología de alto valor añadido, en la forma de soluciones de integración robótica en diferentes etapas del proceso de fabricación, ayudando a empresas líderes en el sector a dar este importantísimo e ineludible salto tecnológico. 

Keeltek, como empresa innovadora, se ha desarrollado y posicionado como partner de referencia acorde a su vocación de servir y acompañar en este proceso de digitalización a empresas que siempre han sido modélicas y pioneras en su evolución tecnológica y que quieren seguir siendo referentes mundiales de innovación en plena revolución industrial.

«Nosotros ya trabajamos bajo el convencimiento de que la implementación de industria 4.0 trae consigo claras oportunidades. Y usted, ¿cuándo quiere empezar a disfrutar de las ventajas y oportunidades de una empresa digitalizada? En su mano está obtener procesos más eficientes, beneficios económicos, servicios posventa mejorados y constante innovación de los procesos productivos», señalan desde la firma fabricante de maquinaria industrial.

Keeltek da el salto hacia la digitalización

Keeltek da el salto hacia la digitalización

Propuestas de la empresa

En lo que respecta a la digitalización, la firma propone varias opciones. Por un lado, el control de producción desde cualquier lugar y en tiempo real, ya que «todas nuestras máquinas incorporan nuestra nueva tecnología KTS que permite la conexión a la nube y la lectura de datos desde cualquier dispositivo electrónico». Y toda la información es procesada por el software KTS mostrándose de forma sencilla e intuitiva en pantalla, facilitando así la toma de decisiones.

En segundo lugar, cabe resaltar el control de la eficiencia del proceso: mediante la recogida y procesado de todos los datos a través de un análisis estadístico, Keeltek puede evaluar la eficiencia de sus equipos individualmente y en su conjunto si es una línea de producción. De esta forma, «siempre sabemos si nuestra unidad de producción está funcionando al rendimiento esperado», afirman.

En tercer lugar, realizan el diagnóstico de la máquina, el mantenimiento predictivo, es decir, se controlan todos los parámetros internos: temperatura, niveles de aceite, desgaste de los rodamientos, consumo, etc. El software monitorea de manera inteligente estos valores y genera alarmas si alguno de los valores está fuera de los rangos normales. De esta manera, «identificamos instantáneamente posibles errores y evitamos daños en la máquina. El sistema KTS estudiará, extrapolará e informará de las operaciones de mantenimiento programadas cuando determinados elementos lleguen al final de su vida útil. Así, obtendremos una predicción realista del estado de cada elemento y nuestras próximas necesidades en repuestos», señalan.

En cuarto lugar, plantean informes personalizados: Generación de datos históricos que serán cuidadosamente almacenados en la nube utilizando estrictos protocolos de seguridad de red, para tener el historial en cualquier momento. 

Y, por último, realizan actualizaciones de software de sus máquinas: Actualización ilimitada garantizando el rendimiento óptimo de por vida.

Saltos tecnológicos

En definitiva, a lo largo de los últimos años «hemos sido testigos de sucesivos saltos tecnológicos con la idea de aumentar la capacidad de producción, la calidad de los productos y, sobre todo ahora, la sostenibilidad de los procesos de producción en el sector. Tenemos obligaciones impuestas por la Unión Europea para el 2030. En Keeltek las hemos hecho nuestras también. Prueba de ello es nuestro trabajo y aportaciones en proyectos avanzados de I+D+i  en favor de la ecología y del cuidado del entorno natural como una seña irrenunciable de nuestra identidad», concluyen desde la firma.