Visita de Ximo Puig a Cersaie

La industria azulejera de Castellón se encuentra en una coyuntura compleja. Por un lado, comprueba desde el lunes cómo sus principales mercados internacionales responden en la feria de Cersaie de forma muy positiva, pero por otro los costes crecientes vinculados a la producción y al transporte están lastrando su competitividad. En un momento tan delicado para el clúster, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se desplazó hasta Bolonia para evidenciar que el gobierno valenciano apoya y hace suyas las reivindicaciones de los empresarios provinciales.

El jefe del Consell acudió a la muestra y estuvo acompañado en todo momento por los presidentes de Ascer, Vicente Nomdedeu, y de Anffecc, Joaquín Font de Mora. «La preocupación de la industria es más que alta en este instante y yo la comparto, ya que el clúster es el nervio de la economía de Castellón y lamentablemente está viviendo una tormenta perfecta de inputs negativos». 

Incremento de costes y presión por la descarbonización

«Ante este panorama de incremento de costes y de presión por la descarbonización, voy a hablar con el Gobierno de España y con la Comisión Europea, junto a la región italiana de Emilia-Romagna, de gran tradición cerámica, para conseguir que la transición ecológica se lleve a cabo de manera justa y sin penalizar a un sector que es puntero en innovación y que se ha convertido por su buen hacer es una referencia mundial».

En juego se encuentra que se flexibilicen los plazos de transición ecológica, una espada de Damocles que acucia al sector, ya que debe minimizar sus emisiones antes de 2030 sin que exista actualmente una tecnología verdaderamente competitiva que permita cumplir los objetivos europeos.

Al tiempo, sobre el encarecimiento de la factura energética, Ximo Puig también señaló que, a través de un interlocución con Argelia, como gran productor de gas, «vamos a buscar soluciones para mitigar el importante problema del incremento continuado de los costes». Este está siendo, sin duda, uno de los temas más comentados en los pasillos de Cersaie desde su comienzo.

20

El president de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, visita Cersaie Javier Cabrerizo

Las demandas de las compañías cerámicas

El president recorrió los espacios en la feria de Pamesa, Grespania, Vives, Azteca, Porcelanosa, Emac, Vidres y Torrecid y, sucesivamente, los empresarios le fueron relatando la incertidumbre sobre la futura competitividad del azulejo de Castellón. «Factores exógenos están lastrando a unas compañías que no solo han resistido la crisis provocada por el coronavirus, sino que han salido con un incremento, incluso, de las exportaciones durante 2020».  

Preguntado por si esta situación adversa por el incremento continuado de los costes puede repercutir en el empleo del azulejo, Puig apuntó que «hay riesgo de que afecte a puestos de trabajo y por eso es prioritario que se revierta esta situación; hemos de sumar para que mantenga la competitividad y que se recompense el trabajo enorme que realizan las empresas de Castellón».