El antiguo quiosco Sánchez de Almassora ya es historia. Ahora, tras su demolición, ya sólo queda la huella de aquella pequeña caseta triangular, que acababa de cumplir 25 años, situada en la calle Constitución, en un lugar estratégico sobre la acera, entre la entrada del campo de fútbol La Garrofera, la iglesia de San José y el polideportivo. Ahora, Juan José Sánchez ha estrenado nuevas instalaciones en la misma calle, a escasos metros de donde estaba la anterior.

Juan José Sánchez, el propietario, explica que "el otro local se había quedado pequeño y anticuado" y decidió comprar el nuevo pensando en sus hijos, sobre todo, en el más pequeño, que "quizás de mayor se ocupe del negocio". Sánchez ha empezado esta nueva etapa con "ilusión" y cuenta que este local no tiene puerta, "para que sea un quiosco de verdad, porque lo mejor que tengo es una clientela fiel que quiero que se encuentre como en casa", dice.

Sánchez, más conocido en Almassora como El quiosquero puso en marcha este negocio cuando, a los 32 años, un accidente doméstico le provocó daños irreparables en el hueso de la rodilla. José Pons El tomaquero se hizo cargo de las obras porque era la mejor ubicación al estar cerca del campo del Almassora y eso atraería a la gente. Además, "me di cuenta que esta era una zona de expansión del municipio", destaca.

Ahora, de lunes a domingo, antes de abrir el quiosco, entre las 7.00 y las 8.40 horas, Sánchez reparte el periódico Mediterráneo entre sus clientes, entre los que están la mayor parte de restaurantes, bares y cafeterías del municipio, edificios públicos como el Ayuntamiento, la biblioteca, la guardería San José o el centro social de la Tercera Edad, entre otros. Sánchez constata que "la venta de periódicos está en alza en los últimos años y en poco tiempo se han triplicado las ventas, sobre todo, cuando hay promociones y suplementos".

Dentro de siete años se jubilará con la satisfacción de que gracias a su esfuerzo de estos años y, junto a su mujer, Mª Carmen Piñana, ha podido sacar adelante a su familia.