Un corro de 50 vacas y toros mantuvo en vilo durante todo el día de ayer a los vecinos de Cervera del Maestre, Sant Mateu y La Jana. Los animales se escaparon de un cercado el pasado domingo y fueron localizados en la tarde de ayer por los pastores y agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en los montes de la partida de Chirosa, en Cervera. Los tres ayuntamientos alertaron del suceso a los vecinos a través de un bando, recomendándoles precaución si salían por el término municipal.

Los toros escaparon de un cercado en una finca del Mas de Chirosa, a escasos cinco kilómetros del casco urbano de Cervera y junto a la transitada carretera que une este municipio del Baix Maestrat con Sant Mateu.

ZONA MUY FRECUENTADA

Además, la zona es muy frecuentada por agricultores de la localidad porque abundan los campos de cultivo. Los animales habían sido trasladados en la noche del sábado desde otra finca y, tan sólo un día después, aprovecharon que la valla que les rodeaba no estaba completa para escapar.

Según los pastores que se encontraban ayer en la finca, en un primer momento salieron todos los toros --unos 70 animales-- pero se pudo localizar unos 20 ejemplares que volvieron a encerrar en el mismo vallado.

Durante el lunes, se sucedieron las batidas de agentes del Seprona y los pastores y propietarios de las reses, que consiguieron localizarlas a pocos kilómetros de la finca de la que se habían escapado. Una decena de ejemplares fueron hallados junto al término municipal de La Jana y otros tanto, junto a la depuradora.

Una vez localizados, la Guardia Civil instó a los consistorios de Sant Mateu, La Jana y Cervera del Maestre a que elaboraran un bando en el que se alertaba a los vecinos de la peligrosidad que comportaba circular por la zona en la que habían sido vistos los animales.