El Ayuntamiento de Peñíscola ha iniciado un expediente a la empresa urbanizadora Incosa tras una denuncia presentada por el colectivo Apnal-Ecologistas en Acción.

Según las acusaciones formuladas por los ecologistas, Incosa ha vertido escombros en un barranco de la zona de Font Nova, incluido en la zona de protección del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de la Serra d´Irta.

GOLF DE PITXELLS

Desde Incosa, su gerente, Agustí Albiol, niega que se hayan cometido irregularidades y afirma que "el expediente tiene que ver con la competencia creada para adjudicarse el campo de golf de Pitxells, al que opta Incosa" junto a otras cinco empresas.

El gerente de Incosa, exconcejal socialista de Peñíscola, también indicó ayer que "aun sabiendo que no hay ninguna ilegalidad, han llevado adelante el expediente, desde personas vinculadas a la concejalía de Urbanismo, tras declaraciones públicas de personas del Ayuntamiento contra el proyecto de Incosa". El expediente, de prosperar, podría supone una multa de hasta 12.000 euros (unos dos millones de pesetas).

Precisamente Incosa hizo público ayer que está ultimando el proyecto de la desaladora que ofrece para el campo de golf en la zona de Pitxells si, al final, es la adjudicataria del proyecto