Los vecinos de Onda podrán recordar la discografía de Beatles, Rolling Stones y The Kinks a través de un centenar de carátulas de ediciones de vinilo expuestas desde ayer en la Casa de la Cultura.

La muestra corresponde a la fundación Pere Sánchez Segarra, un licenciado en Filología inglesa fallecido a la edad de 42 años que dejó todo su legado cultural al Ayuntamiento de Onda. Las colecciones expuestas son una mínima representación de la música de rock de la década de los 60 y 70, sin duda la más fructífera del siglo XX.

Los fondos incluyen más de 8.000 discos de vinilo, 500 CD, revistas especializadas en música y una colección de sellos. La exposición se enmarca en la I Fira de la Música i el Disco, organizada por las concejalías de Cultura, Juventud y Educación, que comenzó el pasado lunes y finalizará el 13 de abril.

Vicente Gil, miembro del patronato, recordó la figura de Sánchez y destacó que "gracias a la amistad personal de Pere con los grupos musicales de Onda, en la década de los 60 y 70 se interpretaba un repertorio de vanguardia al alcance de pocos grupos de la provincia de Castellón". "Por ello, los grupos locales sonaban con entidad propia", dijo.

El alcalde, Enrique Navarro, destacó el trabajo de la fundación y las concejalías que han colaborado al éxito de la muestra e invitó a la participación de todos los vecinos. La concejala de Juventud, Ana Franch animó a los asistentes a disfrutar de la muestra y anunció la catalogación y acceso a audiciones públicas de toda la discografía de la fundación y el apoyo a grupos locales.

Por otro lado, se inauguró la feria comercial del disco con nueve establecimientos participantes de Onda, Castellón y Valencia, que exhiben instrumentos musicales, discos y accesorios a la venta. La feria del disco estará abierta hasta el próximo domingo.

La primera planta de la Casa de la Cultura también acoge una exposición de instrumentos musicales tradicionales valencianos agrupados por secciones y funcionalidad. Están los objetos sonoros de comunicación, como el picapuertas, la campana, el cuerno de ganado y el cencerro. También se muestran objetos religiosos, como la matraca que se hace sonar en Semana Santa.

En otro apartado están los instrumentos que usaban los niños, como las flautas de caña y unos pitos muy antiguos de incalculable valor, según el promotor de la exposición y propietario de la colección, Xavier Ahuir, que ha traído su muestra desde la población valenciana de Meliana.