La Asociación de Jubilados y Pensionistas Conde de Aranda de L´Alcora está de fiesta por la celebración del segundo aniversario de su fundación. Francisco Puchol, presidente de la agrupación de la tercera edad, la segunda de estas características en la localidad, destacó la buena respuesta de la gente. Durante este tiempo se han inscrito ya en esta asociación unas 400 personas.

Los socios de la entidad llenaron el local de la biblioteca municipal, donde tienen su sede, para conmemorar esta efemérides. Los jubilados disfrutaron de una cena y la fiesta continuó con un baile. Antes de los actos lúdicos, Puchol hizo lectura del acta de constitución de la asociación, así como de sus fines estatuarios. Finalmente, realizó un balance de estos dos años.

El presidente de la asociación incidió en la "gran vitalidad" que se ha demostrado en las numerosas actividades e iniciativas que se han llevado a cabo desde que se creó. Además de los bailes, Puchol recordó la implicación de Conde de Aranda en "causas sociales" y la edición de un boletín informativo. También señaló que se han formado "comisiones participativas para todo tipo de actividades, incluida una humanitaria y de voluntariado".

En este sentido, mostró su "satisfacción" por el trabajo que se ha realizado. Lorenzo Sanz, uno de los impulsores de la asociación, manifestó que "el colectivo cumple sus fines estatuarios, principalmente en lo que hace referencia a labor formativa y recreativa".