El Ayuntamiento de L´Alcora y la parroquia han firmado un acuerdo por el cual se cede el uso de la Iglesia de la Sangre al municipio por un período de 7 años, para fines culturales. A cambio, la parroquia recibe la aportación económica necesaria para la restauración de la cubierta, cuyas obras comenzarán próximamente.

La Iglesia de La Sangre, que data de principios del S XVII, según el restaurador alcorino Francesc Chiva, precisa una intervención global, dada la reutilización del edificio y el estado de abandono. La techumbre del interior ha sido cubierta para bajar la altura y mejorar su condición acústica con el fin de hacer teatro, así como se han levantado dos paredes en capillas laterales y un entarimado en el presbiterio, habilitado como escenario.

En el interior se debería realizar una limpieza de todos los elementos extraños al edificio, y pasar a la intervención real.