La joven ondense Marga Campos ha conseguido el primer premio de fotografía, consistente en una cámara digital, en el concurso convocado por la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunidad Valenciana.

El maratón contó con la participación de más de 600 fotógrafos aficionados y profesionales de 10 poblaciones de Castellón, Valencia y Alicante, que presentaron un total de 2.000 fotografías con el tema monográfico No a la discriminación racial. Las fotos de Marga mostraban la imagen de su hija María, junto a un niño dominicano jugando y cogidos de la mano. La inocencia de los bebés de distinta raza ha resumido, a juicio del jurado del certamen, el sentido y el mensaje de la integración y la solidaridad entre los seres humanos.

Para la autora, los temas sociales no son nuevos, ya que ha ganado otros premios, como el de integración de las personas minusválidas, organizado por la asociación Rompamos Barreras, y otro reciente contra el maltrato infantil, donde participaban componentes de la Policía Local de toda España. También ganó el concurso sobre el Carnaval convocado por el periódico Mediterráneo en el año 2000.

"Creo que he tenido mucha suerte porque no me esperaba ganar entre tantos concursantes", dice esta agente de la Policía Local de Onda, quien aseguró que está "muy contenta", con una mezcla de entusiasmo y modestia. Marga es tímida, y casi se disculpa por haber conseguido el merecido premio.

La fotografía es una afición que comparte con su esposo, Carlos González, un biólogo experto en motivos de la naturaleza. Además, en casa comparten el laboratorio y las tareas del hogar porque ambos están por la igualdad de los derechos y las obligaciones, y lo llevan a la práctica.

Para esta agente, el dominio de la técnica de laboratorio es muy importante, pero lo fundamental es captar la magia de un instante fugaz como un gesto espontáneo o la sonrisa de un niño. Un privilegio que parece reservado a personas con la sensibilidad especial de Marga Campos.