La asociación de pensionistas y jubilados Cantalobos de Nules celebró su fiesta anual. Los actos se iniciaron con una dispar de cohetes en al plaza Mayor anunciado la fiesta, mientras en la iglesia arciprestal de Sant Bartomeu y Sant Jaume tuvo lugar una solemne eucaristía en la que intervino la Coral Parroquial.

Tras la celebración de la eucarística en el Salón Multifuncional del Ayuntamiento unos 1.000 pensionistas, a los que acompañaron el alcalde, Salvador Górriz, y miembros de la corporación municipal, así como representantes de las asociaciones de pensionistas de otras poblaciones, se celebró una comida de hermandad. Al finalizar la misma, se sortearon entre los asistentes un gran numero de pequeños electrodomésticos y regalos donados por el Ayuntamiento, Caja Rural, Caixa de Pensions, Bancaixa, Keraben, Comestibles Fortea, Rabitas y otras firmas locales, así como regalos adquiridos por la asociación en supermercados de Nules.

Tras la rifa, continuó la fiesta en el mismo local con la representación de dos sainetes en valenciano que hicieron las delicias de los asistentes. El presidente, Vicente Martínez, resaltó la gran vitalidad de la asociación así como la colaboración de las entidades locales al colectivo.