Gestos como los que han realizado dos vecinos de La Vall, Carmen y José, quedan pocos en nuestros días. Prácticamente nadie cede gratuitamente parte de su pasado, sus recuerdos e infancia, como han hecho estos valleros. Y es que ambos pueden, con su gesto, haber puesto la primera piedra de un futuro museo del calzado en La Vall.

José Meliá ha donado una colección de 196 números de la revista Escuela de Aprendices, editada por la antigua fábrica Segarra, en la que se repasa toda la historia de la que fue la gran empresa local. Por su parte, Carmen Almela ha donado una máquina para coser suelas, una prensa y otros utensilios.