El director general de Formación y Cualificación Profesional, Elías Amor, entregó ayer los diplomas a los 40 alumnos de la escuela taller Molí la Reixa de Onda, que celebraba la clausura del curso en el anfiteatro del cine Mónaco. Amor destacó que el programa es un tránsito entre la escuela y el mundo laboral donde se integrarán los alumnos con una preparación profesional acreditada.

Amor anunció que ayer se publicó el decreto que regula el certificado de profesionalidad, una titulación que tendrán los 31 chicos y las nueve chicas que han secundado las especialidades de albañilería, carpintería, cerrajería, electricidad y jardinería.

El alcalde, Enrique Navarro, señaló que la escuela taller es una apuesta por el futuro que le hace sentirse doblemente orgulloso por superar el promedio de inserción laboral de los alumnos.