El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, fue el encargado de inaugurar en la tarde de ayer el Palacio de Congresos de Peñíscola. De esta forma se culmina el proyecto de contar con un edificio que sirva para mejorar el modelo turístico de la ciudad, además de contar con una sede fija del festival de cine de comedia.

El alcalde de la ciudad, Andrés Martínez, señaló que "el edificio parte con dos objetivos: el cultural, con el impulso que se quiere dar al festival; y otro turístico, promoviendo la desestacionalización". De paso, el alcalde aprovechó también la presencia del mandatario autonómico para mostrar su convencimiento de que en breve estarán en marcha las obras de la carretera entre Peñíscola y Benicarló por la costa.

Por su parte, Camps comentó que edificios como éste "son un ejemplo de lo que se busca para satisfacer a los visitantes", y habló de desafíos, "como el que se da cada año con el festival de cine, y que con este edificio va a dar un salto adelante en calidad y cantidad", y mencionó que "supone una parte del sueño de hacer avanzar a Castellón".

ESPECTÁCULO Tras los parlamentos, los más de 700 invitados a la inauguración recorrieron las principales estancias del edificio. En primer lugar, el presidente de la Generalitat recorrió la sala de exposiciones del palacio, que en estos días ofrece una muestra dedicada al mundo del cine, para pasar posteriormente al interior de la sala principal del recinto.

La gala, presentada por los actores Anabel Alonso y Toni Cantó, fue una demostración de las posibilidades del Palacio de Congresos, combinando la proyeccón de imágenes en su pantalla, la interpretación de música en directo y la combinación de efectos visuales sobre la espectacular cubierta de la sala.

La primera parte se encargó de repasar algunas de las películas más célebres que se han rodado en la ciudad, como fue el caso de El Cid y la pionera Calabuch, en la que "Berlanga descubrió la fotogenia de Peñíscola", según dijo Anabel Alonso. Después hubo una fusión de música y cine con una propuesta creada para la ocasión, a cargo de la Glenn Miller Orchestra y la compañía Dúplex Video Digital, proyectando diversos vídeos al ritmo de piezas como Goldfinger o la mítica canción de Casablanca. Finalmente, la orquesta cerró en solitario este evento inaugural, que contó con la presencia del ministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa; y cargos de la Generalitat, como los consellers Esteban González Pons, Vicente Rambla o Alejandro Font de Mora. Tras la inauguración, el Palacio acogerá actividades durante las fiestas de Navidad.