Las cinco comisiones falleras de La Vall d´Uixó vivieron ayer "la máxima expresión de la hermandad festera", según explicó el vicepresidente de la Junta Local, Antonio Losilla, gracias a la visita mutua, un acto que estuvo presidido por las falleras mayores de la ciudad, Conchi Martínez e Irina Rubio, junto a su corte de honor.

La jornada comenzó con la crem anticipada de la falla que todos los años se planta en el Hogar Sagrada Familia. Los miembros de la junta acompañaron a los residentes en un momento especialmente emotivo.

ANIMACIÓN GENERAL A continuación, todas las comisiones de la ciudad se dieron cita en la plaza del Centro para iniciar el recorrido. Según Antonio Losilla, todos los falleros se reúnen en este acto para compartir el ambiente festivo. "Vamos de falla en falla y cada una invita al resto a tomar algún refrigerio". Lo cierto es que este acto, además de para unir a las fallas, sirve para animar a los vecinos, ya que la comitiva recorre gran parte de las calles de la ciudad acompañada por una colla de dol§ainers i tabaleters, así como de las respectivas charangas que durante toda la semana han acompañado a las cinco comisiones.

A pesar de que el mal tiempo amenazó con lluvia, finalmente la visita mutua pudo realizarse sin problemas, aunque la mayoría de las falleras tuvieron que recurrir a capas o mantones para resguardarse del frío.

Pero, según Antonio Losilla, uno de los momentos más emotivos de la semana se vivirá esta tarde, con la ofrenda floral. Losilla explicó que "cada falla invita a las fiestas o comisiones con las que están hermanadas, y mucha gente vive con gran emoción el recorrido hasta la Mare de Déu".