El alcalde de Almassora, Vicente Casanova, avanzó ayer que "si hay otra sentencia se actuará de acuerdo con la legalidad", en el caso de que la resolución del Tribunal Supremo anule el plan especial de reserva municipal de suelo en la avenida de la Generalitat. Cabe recordar que el abogado y dueño de terrenos Arturo Gimeno declaró ayer que el Ayuntamiento podría llegar a pagar entre tres y seis veces más de lo que establecen las sentencias que han llegado al consistorio --por valor de 2,1 millones de euros-- entre mayo y noviembre del 2003 por las expropiaciones de solares donde hoy están la piscina, el instituto de Secundaria n°2 y la residencia.

El primer edil popular anunció que ya se ha reunido con los representantes legales de algunos propietarios "en un tono de comprensión mutua y búsqueda de soluciones" y prevé hablar con el resto. "No quiero hacer ahora más valoraciones sobre un futurible, el asunto está en manos de los servicios técnicos y jurídicos municipales, que valorarán cómo actuar", aseveró.

Sobre la partida presupuestaria de 2,1 millones de euros creada para pagar a los propietarios, puntualizó: "Calculo que los trámites para contratar el crédito nos llevarán tres meses, con lo que los pagos se harán efectivos aproximadamente en el mes de septiembre". Casanova dijo también que las sentencias hacen distintas valoraciones: unas son de 18 euros, otras de 36, de 54 y de 72 el metro cuadrado. "Dudamos en su momento porque no hay una unificación en las sentencias, pero pagaremos el precio objetivo que marca la ley y esperamos liquidar el tema tan pronto como sea posible", dijo.

Acerca de los antecedentes de plan especial de suelo, el actual alcalde recordó que "los propietarios nos pedían una cifra exagerada y optamos por la vía de la expropiación, el suelo se pagó con todos los informes técnicos a favor". Casanova aludió al grupo municipal socialista --que reafirma que no estuvo de acuerdo en la tasación-- para recordarles que "se desmarcaron cuando vieron que algunos propietarios empezaron a protestar, pero nunca han dicho qué precio hubieran pagado ellos". El alcalde indicó que "el consistorio no podía asumir los precios que en su día plantearon algunos vecinos por unos terrenos que eran huertos y que lo seguirían siendo si no se hubiera aprobado el PGOU". Y añadió: "Los propietarios han tenido suerte de que el Ayuntamiento les haya revalorizado el suelo, aunque entiendo que tienen todo el derecho a defender sus intereses".