La redacción de los presupuestos del 2005 podría ser la clave del futuro político de Benicarló, donde el Partido Popular gobierna en minoría. El portavoz del Bloc, José Luis Guzmán, reiteró ayer que no se ha planteado una moción de censura, pero comentó que "en otoño tiene lugar la elaboración de los presupuestos, y habrá que ver si el Partido Popular sigue con la actitud de ahora". Para aprobar las cuentas, el PP necesitará el apoyo de la oposición.

Pese a esta circunstancia, la secretaria local del grupo nacionalista, Maria Josep Arayo, indicó que "no ha habido ninguna reunión con los socialistas", para tratar esta cuestión, pero sí ha habido contactos para presentar mociones en los plenos.

Respecto a la polémica por la ampliación del polideportivo, Guzmán dijo que "el PP miente", cuando señaló que la oposición estaba enterada del procedimiento que se iba a seguir. El portavoz del Bloc comentó: "Nuestro grupo expuso su apoyo a las obras, pero siguiendo cauces legales". Desde el PSOE, Enric Escuder comentó que el PP "se ha sacado de la manga que hemos aprobado las obras desde la ilegalidad", lo que calificó de "vergonzoso".