Los vecinos de la zona Cala Puntal de Vinar²s han iniciado los trámites para informar al Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana y a la Conselleria de Territorio y Vivienda de las posibles irregularidades en las que se hubiera podido incurrir en la construcción de un edificio de tres pisos de altura y 30 apartamentos de lujo a primera línea de playa.

Los residentes, que se consideran seriamente dañados por la construcción de este edificio "que supone un muro gigantesco", solicitan que se les informe "si la obra se ajusta al proyecto que le concedió la licencia y la legalidad urbanística". Así, piden que "se tomen las medidas que marca la ley, si efectivamente se ha incumplido la legislación, como el propio Ayuntamiento ha reconocido abriendo un expediente sancionador".