El PAI Torreta Santa está ligado al nuevo vial a Sant Joan de Moró, de más de seis kilómetros, y que unirá ambas localidades, con un presupuesto de más de 10 millones de euros. Esta carretera pretende dar solución al intenso tráfico, sobre todo en el acceso a los núcleos industriales, que actualmente no tienen otra vía que la CV-16, --anterior C-232 de l´Alcora a Castellón--.

El proyecto concreta un desdoblamiento en dos carriles, preparado para poder ubicar cuatro o más, ya que hay una previsión de 100 metros de anchura entre las CV-16 y 160, cuyas expropiaciones afectarían a 180 propietarios de fincas.