El edil de Urbanismo, Javier Perelló, anunció ayer el inminente derribo del antiguo hospital de Sant Blai, tras haber obtenido licencia de la Dirección General de Patrimonio. La nave en la que ensaya la Agrupación Filarmónica se mantendrá mientras se busca una nueva ubicación. También se iniciará la construcción de las viviendas para los residentes en la finca adosada al ermitorio de Sant Blai, para así proceder a su derribo. Perelló informó del proyecto contratado para diseñar la peatonalización de calles del casco histórico, y justificó la necesidad del polígono Monges-Llombai, ya adjudicado.