Los paleopatólogos de la cátedra de Medicina Forense de la Universidad de Valencia están estudiando actualmente, gracias al patrocinio del Ayuntamiento de Burriana, un total de 14 cuerpos humanos hallados en una de las más antiguas necrópolis musulmanas de la población.

La investigación permitirá establecer su sexo, edad, las causas de su muerte y en que época vivieron, así como si había vínculos familiares entre ellos. Los restos humanos aparecieron en el solar situado en la esquina entre la calle Mayor y el Forn de la Vila, donde también se halló diverso material, que ahora los expertos están restaurando. Entre los objetos figuran cinco vasijas musulmanas y otras piezas de cocina de la época.

DIFERENTES EDADES Tal y como explicó a Mediterráneo el arqueólogo José Manuel Melchor, en esta excavación se han encontrado tanto niños hasta adultos, y es la primera que aparece en el interior del recinto de las murallas, algo poco frecuente. También se ha localizado un callejón sin salida en dirección a la antigua muralla, así como varias piezas de ajuar de cocina y de mesa.

Melchor destacó que, por primera vez, se ha podido documentar la fase entre la época fundacional de Burriana y la posterior cristiana. Así pues, el arqueólogo comentó que el pequeño cementerio musulmán se convirtió después en una zona de venta de mercaderías y grano, como lo atestigua la aparición de grandes silos. Otra conclusión es que parte del solar destinado a viviendas continuó siéndolo al iniciarse la época cristiana.