El PP negocia un pacto con la edil de Unió Valenciana (UV) Mercedes Giménez. El posible acuerdo supondría la incorporación de la edil regionalista a la política activa, si actividad se entiende en darle responsabilidad en alguna comisión. Las negociaciones las está llevando a cabo el concejal del PP, Javier Perelló, que destreza tiene en estas tareas, pero un pacto a estas alturas y después de lo llovido en esta legislatura, daría a entender una vez más lo triste y pobre que es la política.

Ventajas del pacto, según se desarrolla la política local, ninguna. No le hace falta. El PP tiene mayoría, y bien que la está imponiendo en cada una de sus decisiones. De cara a un futuro, el pacto sería beneficioso para Giménez, dado que UV lo tiene muy crudo en las próximas elecciones pese a tener dos concejales. Cuando no se gobierna se pierde popularidad y poder de decisión, con lo que reduciría sus votos. Si Mercedes pacta, le supondrá un aumento económico. La decisión personal dependería de su incorporación al PP o de la posibilidad de ser moneda de cambio si el PP no logra mayoría en los próximos comicios.