La Federación de las Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) de la provincia de Castellón buscará apoyo en colectivos de Valencia y Alicante para presionar a la Conselleria de Educación, con el objetivo de permitir cursar el primer ciclo de ESO en municipios del interior.

"Hay diez poblaciones de la provincia de Castellón que sufren la misma problemática y reivindican contar con 1° y 2° de ESO, a fin de evitar los desplazamientos a diario para asistir a clase", manifestó la presidenta de la FAPA, Chelo Perales, quien ayer mantuvo una reunión con delegados de Atzeneta, Les Coves de Vinrom , Llucena, Ribesalbes, Alqueries, Forcall y La Mata. Al encuentro también estaban emplazados portavoces de los padres de estudiantes de Artana, Villahermosa y Caudiel, que no pudieron asistir.

Además de esta medida de coordinación interprovincial, queda pendiente la negociación directa con la Conselleria de Educación, a la que piden "un estudio social de cada población y una ley que haga cumplir con la promesa electoral del PP de mantener el acceso a la educación en igualdad de condiciones para los pueblos con menos habitantes".

Además, Perales matizó: "No es sólo cuestión del trayecto por carretera, es que en muchos de ellos se da el desarrollo industrial y, si no hay servicios, esto motivará la despoblación".

Respecto al contacto con la Administración autonómica, Perales espera una reunión en la dirección territorial del área, en Castellón, para la semana entrante, "antes de que acabe este año". Aun así, su intención es lograr una con representantes del Consell en Valencia, "que ya se solicitó a finales del curso pasado, y todavía no hay fecha".