BENICARLÓ. El pabellón anexo cubierto del polideportivo municipal está siendo objeto de una serie de obras de mejora, planteadas como solución a diversos problemas de humedades que se habían detectado en los últimos tiempos. Los trabajos, que comenzaron en el día de ayer, tienen un presupuesto de 57.082 euros, y consisten en la sustitución de los paneles de la cubierta y la impermeabilización de las paredes. Con éstas, finalizan una serie de actuaciones que han afectado al pabellón polideportivo desde el pasado verano. B. ROIG