Con un gran éxito de asistencia se ha abierto al público la Fira Nadalenca de Nules, instalada este año en el tramo de la antigua N-340, delante del Jardín Botánico y la estación de Renfe. La muestra estará abierta hasta el próximo día 30.

Con esta nueva ubicación, la feria ha ampliado su superficie y con ello se ha logrado ofrecer un mayor espacio de ocio y ampliar la oferta de atracciones para los más pequeños, al tiempo que se deja libre para otras actividades la plaza Mayor, donde tradicionalmente se instalaba la feria en años anteriores, según explicaron fuentes municipales.

Entre las atracciones se ha colocado un gran parque infantil que cuenta con un tren, casas de bolas, tobogán y un castillo hinchable para los niños. Mientras, para los más pequeños, hasta los dos años, se ha abierto una ludoteca llena de juegos.

Como novedad, se ha instalado una carpa, que alberga los talleres de reciclaje, maquillaje y manualidades navideñas que se realizarán durante todos los días que dure la feria.