El conseller de Territorio, Rafael Blasco, ha valorado "muy positivamente" la reciente sentencia del Tribunal Superio de Justicia (TSJ), que refuerza la protección de 5,5 hectáreas de un saladar costero "de gran valor ambiental", en la marjal de Nules-Burriana, al dar la razón al Consell frente al recurso interpuesto por un propietario.

Blasco destacó que este saladar se ubica en primera línea de playa libre de edificación, en el tramo que separa la zona húmeda del mar, "por lo que tiene gran valor para frenar la salinización de los acuíferos y como efecto barrera frente a los temporales marinos y las inundaciones".

El titular de Territorio añadió que es la decimotercera sentencia que da la razón al Consell por la preservación de las zonas húmedas, lo que "contribuye a alejarlas de cualquier expectativa urbanística y a permitir su recuperación".