La falta de entendimiento entre los tres partidos con representación municipal provoca incertidumbre sobre la aprobación de las cuentas del 2005. Desde el pasado abril el PP gobierna en solitario, por lo que el alcalde Jaime Mundo necesitará del apoyo de PSOE o Bloc. De momento, se han hecho cinco comisiones de Hacienda, de las que no han salido grandes acuerdos, si bien desde el PP se aprecia "cierto diálogo" con el PSOE. Las cuentas del 2004 se aprobaron a mediados de marzo. Si el PP no logra sacarlas adelante, se abre un periodo incierto.