El alcalde de Burriana, Alfonso Ferrada, hizo la promesa ayer a los miembros del Club de Windsurf la localidad de que se les tendrá en cuenta a la hora de realizar cualquier proyecto urbanístico en la zona del Arenal.

Minutos más tarde, el alcalde, y los concejales de Urbanismo, Javier Perelló; y el de Cultura, José Ramón Calpe, y todo un elenco de técnicos municipales, desde el arquitecto, ingeniero y la secretaria municipal, se entrevistaron con los representantes de la empresa madrileña Aparksa, que evidenciaban estar algo molestos porque todavía no se ha producido la exposición pública de su proyecto, y la tramitación legal, tanto de su proyecto como el de Titanbur, todavía no se ha iniciado, por lo que aún queda tiempo suficiente para que se sumen nuevas iniciativas.