El pleno aprobó ayer con votos del PSOE y en contra de la oposición, el cambio de uso de suelo dotacional a urbano del solar del antiguo museo del azulejo, cuya venta financiará la nueva casa consistorial. El portavoz del PP, Rubén Ibáñez, criticó la medida y propuso habilitar el inmueble como centro cívico, aunque el PSOE dijo que esta función la cumplirá el viejo conservatorio cuando se ponga en marcha el nuevo.