La corporación local del 1981, que presidió el entonces alcalde Manuel Sender, celebró las bodas de plata de la construcción del monumento a la entrada de toros. Los ediles tributaron un homenaje a sus compañeros ya fallecidos, llevando a sus tumbas ramos de flores en su memoria. Entre los presentes estaba el coronel retirado de la Guardia Civil, Juan Cerván, último capitán de la línea de Segorbe. R. M.