El pleno municipal dio su aprobación ayer a la adjudicación del concurso para la construcción y gestión del servicio público del ecoparque destinado a residuos domésticos. De este modo, la nueva instalación se llevará a cabo en una parcela de 3.500 m de superficie, sita en el polígono Carabona.

Como ya avanzó ´Mediterráneo´, el edil delegado de Medio Ambiente, Juan Granell, destacó que el ecoparque podría entrar en funcionamiento y prestar servicio a los vecinos a principios del próximo año 2007. Con ello, se espera mejorar la recogida de enseres y eliminar los vertederos incontrolados.