El Ayuntamiento de Benicarló está barajando la posibilidad de poner en marcha el servicio de la Escola Matinera, con el que se pretende "hacer una conciliación entre la vida laboral y la familiar", tal como explicó el concejal de Educación, José Luis Guzmán. En los próximos días, se mantendrán reuniones con las asociaciones de madres y padres de los centros para conocer la viabilidad del proyecto.

Mediante esta ampliación de horario, los padres podrían dejar a sus hijos en el centro escolar antes de las nueve de la mañana.

El consistorio subvencionaría parte de este servicio, mientras que el resto iría a cargo de los propios padres. Para disfrutar de la ayuda, será necesario demostrar que los dos progenitores trabajan, aunque en el caso de las familias monoparentales solo deberá demostrarlo quien se haga cargo del menor. En este curso, el consistorio también pondrá en marcha una ayuda de 25 euros para todos los alumnos.

En cuanto al número de escolares que empezarán el curso el lunes, Guzmán indicó que habrá 2.432 entre Infantil y Primaria.

En la mayor parte de cursos se ha sobrepasado la ratio, debido a los 69 alumnos que se han inscrito fuera del plazo fijado.