La Conselleria de Infraestructuras está llevando a cabo los trabajos de reposición de calados en el puerto de Peñíscola, con el objetivo de garantizar que en el mismo puedan entrar y salir las embarcaciones, a través de su canal de navegación. Esta actuación se realizará cada año durante los próximos cuatro ejercicios.

Las obras consisten principalmente en el dragado mediante succión de material del fondo, acopio en cantera de la propia draga y su posterior traslado por mar para ser vertida en el lugar autorizado. Asimismo, dependiendo de la idoneidad del material que se extraiga, puede ser utilizado para la regeneración de las playas del litoral valenciano. El volumen de dragado medio anual en los puertos donde se va a efectuar la reposición será de 115.000 metros cúbicos y, para los cuatro años posteriores, 462.000 metros cúbicos. Gran parte del material a extraer es apto para el aporte a playas, ya sea sumergida o seca.

La Conselleria de Infraestructuras va a llevar cabo las obras de reposición de calados de los puertos de gestión directa, con un importe de 2,8 millones de euros. En la provincia, la actuación afectará también a Vinar²s, Benicarló y Burriana.