El camino que une el núcleo urbano de Cabanes con el cementerio municipal ha sido objeto recientemente de actos vandálicos, que han provocado numerosos perfectos en el entorno, principalmente la rotura de farolas del alumbrado público del camino.

Dichos actos tuvieron lugar en la noche del pasado jueves, día 7 de septiembre. Según todos los indicios, los daños en las farolas del vial parecen haber sido provocados por el lanzamiento de piedras. Además, también se han depositado numerosas rocas en el camino del cementerio, de considerable tamaño, de manera que se impedía el paso de vehículos por edta vía.

El alcalde de Cabanes, Artemio Siurana, ha calificado tales hechos como "actos vandálicos de gravedad, provocados por un grupo de bárbaros". Ante esta situación, el primer edil del municipio de la Plana Alta ya ha anunciado que se tomarán medidas al respecto, ya que "la reparación de los daños sufridos tendrá un elevado coste".

De hecho, apenas conocer lo sucedido, el consistorio de Cabanes ha interpuesto inmediatamente la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil, a fin de que se investigue la identidad de los autores y se adopten las medidas que se consideren apropiadas.