La entrada norte de Benicarló por la carretera N-340 ya cuenta con las nuevas farolas que en breve servirán para iluminar los accesos a la ciudad. La colocación de estas luminarias es un proyecto que tiene como objetivo facilitar la llegada al municipio, dando más iluminación al cruce y los diferentes viales de servicio que sirven para comunicar la N-340 con las calles del casco urbano de la ciudad.

Está previsto que tras la colocación de las luminarias en la zona norte, se haga lo mismo en la zona sur, cerca del cuartel de la Guardia Civil. Aun así, estos trabajos serían un paso intermedio, ya que el consistorio prevé convertir esta zona en un bulevar tras la construcción de la variante del Maestrat de la N-340.