Los vecinos de la calle Recinto de Onda se muestran indignados por el abandono al que, dicen, somete el Ayuntamiento a la zona, al ignorar las protestas sobre vandalismo, suciedad y destrozos, según denuncia el portavoz de los afectados Tomás Ramos.

"Últimamente, los actos de gamberrismo de ciertos individuos que frecuentan el pub que se encuentra en esta calle, esta llegando a límites insoportables; como siempre, rompen y abren a patadas las puertas de los inmuebles no habitados; e incluso han destrozado la puerta de un garaje recién puesta", afirma este vecino.

A ello se añade, según los habitantes de la calle, botellas rotas por el suelo, desperfectos en automóviles "y meadas en cualquier rincón".

Tomás espera que los responsables políticos visiten la calle afectada "den una solución a estos problemas".