El Ayuntamiento de Burriana ha adjudicado a la mercantil Lubasa el contrato de las obras de reforma y adecuación de la calle San Vicente de la localidad, incluida en los Planes Provinciales de Obras y Servicios, tal como publicaba ayer el Boletín Oficial de la Provincia.

El proyecto partía de un presupuesto base de licitación de 410.146 euros, mientras que la adjudicación final se ha hecho por 338.836 euros, en lo que ha supuesto una mejora de más de 70.000 euros respecto al precio de salida de la obra de urbanización, que, diseñada por el arquitecto José Durán, supone una propuesta vanguardista. Así, el proyecto pretende instalar pavimento cerámico e iluminación de colores en función de las distintas tonalidades de las fachadas.