Benic ssim despidió ayer sus fiestas en honor a Santo Tomás con la segunda edición de la Trobada de Gegants i Cabuts Ciutat de Benic ssim y con un cálido homenaje a los más mayores.

La Asociación de Gegants i Cabuts de la localidad organizó el encuentro en el que participaron hasta un total de 12 collas procedentes de Cataluña y la Comunitat Valenciana, destacando la presencia de los grupos castellonenses de Benicarló, Vinar²s, Vila-real y Peñíscola, además de los benicenses; y la representación catalana desde Ulldecona y Molins de Rei, entre otras.

A las 12.00 horas tuvo lugar la recepción de los participantes que, desde primera hora, habían efectuado la plantada de los gegants y cabuts en la plaza de Les Corts. Al mediodía, decenas de vecinos se acercaron hasta este espacio de la ciudad para contemplar estas peculiares figuras que, por la tarde, protagonizaron un desfile en el que no faltaron los gigantes locales, Álvaro de Montornés y Na Violant, y los campesinos Quiquet y Quiqueta, que el consistorio acaba de restaurar, según explicó la edila de Fiestas, Susana Marqués.

La fiesta acabó con la ballada de todas las collas en esta céntrica plaza y la entrega de una fotografía de las figuras locales a las agrupaciones participantes.

Después se realizó un correfoc desde les Corts hasta la plaza de toros, seguido de un castillo de fuegos artificiales que puso el punto y final a las fiestas patronales de la localidad, que regresarán en enero del 2007.

Los más mayores del municipio también fueron ayer protagonistas de la jornada. Por la mañana se celebró una misa en honor a las personas de más de 80 años, que culminó con una comida en su honor. Entre mayores y acompañantes participaron casi un centenar de personas según señaló Marqués.

Por otro lado, la edila realizó un balance muy positivo de las fiestas, donde destacó la alta participación y la ausencia de incidentes. Además, instó a los vecinos a trasladar sus críticas al consistorio "para mejorar" de cara a próximas ediciones.